Techos tensados de PVC

Los techos tensados son lonas de PVC que se estiran sobre una perfilería perimetral, previamente anclada al techo o a la pared a la altura deseada.

El aspecto del falso techo tensado una vez instalado es el de un falso techo normal pero mucho más uniforme y limpio.

Quizá no te suene el concepto techo tensado de PVC o no hayas oído a nadie nombrar que en su casa tiene instalados techos tensados de PVC, pero estos techos, que llevan muchos años instalándose en locales, Spas, laboratorios, piscinas y otros muchos espacios, ya se están empezando a ver cada vez más en hogares tradicionales como el tuyo o el mío.

Ventajas de los techos tensados de PVC

Lo que está haciendo que los techos tensados se conviertan en una alternativa muy popular a los techos tradicionales, además de sus infinitas posibilidades de acabados diversos, son sus muchas ventajas:

– Los techos tensados se instalan rápidamente, sin necesidad de obra. Únicamente se tiene que montar la perfilería y sobre ésta, las láminas de PVC.

– Estos techos se adaptan a muchas formas geométricas, ofreciendo acabados nunca vistos hasta ahora.

– Se pueden limpiar igual que se limpiaría un cristal, y, además, son ignífugos, resistentes al paso del tiempo de una forma óptima sin necesidad de renovarlos y no les afecta la humedad o el agua, pues al ser de PVC, son inmunes a ésta. También hay opciones disponibles que hacen que estos techos actúen como aislantes acústicos.

No hay que pensar en estos techos como en los tradicionales. Hay que verlos básicamente como son, es decir, una lámina de PVC que se limpia como un cristal y no le afecta ni el paso del tiempo ni el agua.